Los fosos económicos para invertir en bolsa.

¿Qué son los fosos económicos?

Los fosos económicos que presenta una empresa son uno de los parámetros fundamentales que debemos observar a la hora de elegir que empresas compraríamos para nuestra cartera de largo plazo.

Los fosos económicos no son más que las ventajas competitivas que permiten mantener a salvo las altas rentabilidades de una empresa de su la competencia. Si imaginamos que mañana descubrimos un nuevo producto con una alta rentabilidad pero que fuera fácilmente sustituido ¿Cuánto tiempo crees que tardarían en copiarnos la idea? Si comparásemos dos empresas con altos retornos de capital pero una con fosos económicos y otra sin ellos la curva de rentabilidad sería algo parecido a esto.

Empresa con foso económico.

empresa con foso defensivo

Empresa sin foso económico.

empresa sin foso defensivo

*Es un ejemplo ficticio de rentabilidad de empresas con fosos económicos y sin ellos.

Por este motivo, si nuestra intención es ganar dinero a largo plazo es importante fijarse en empresas que tengan importantes fosos económicos de los cuales voy a resaltar estos cuatro; Activos intangibles, costes de sustitución, efecto red y ventaja de costes.

Activos intangibles.

Los activos intangibles podríamos resumirlos en marcas, patentes y licencias regulatorias. Quizás este foso es de los que más cueste de identificar. Por ejemplo, uno de los errores más comunes entre los inversores en pensar que una marca conocida es un buen foso económico y esto no es así si esta empresa no es capaz de cobrar más que sus rivales por los aparentemente mismos productos, simplemente por venderlos bajo su marca. Piensa por ejemplo en Apple, sus terminales cumplen las mismas funciones que sus competidores pero sin embargo apple sube su precio año tras año porque, aparte de sus productos, Apple ha conseguido vender algo más, ya sea status, calidad o fiabilidad.

Las patentes y licencias regulatorias también son un buen foso económico, la única pega que presentan ambas es que pueden caducar. Una patente termina y si no ha conseguido poder cobrar más por sus productos que sus competidores ofreciendo “algo más” su rentabilidad disminuirá, al igual con las licencias que otorgan los gobiernos para explotar cierto nicho.

Costes de sustitución.

Quizás el sector donde mejor se pueda explicar dicho foso económico sea el de los bancos. ¿Cuando fue la ultima vez que cambiaste de banco? No es una cosa que cambiemos todos los años aunque encontremos mejores ofertas en el mercado y esto es por los costes de sustitución. Somos muchas las personas que por evitar esas comisiones de más pensemos que no merece la pena el papeleo que conlleva cambiar de banco. Las empresas se lo ponen difícil a los consumidores para que no sustituyan sus productos por los de la competencia. Si conseguimos identificar este foso económico tendremos ante nosotros una posible buena empresa en la que invertir.

Efecto red.

Imaginemos que nos urge vender un piso y nos acercamos a la inmobiliaria más cercana a nuestra casa, la cual ofrece solo un 1% de comisión por la venta de nuestro inmueble, pero esta empresa apenas tiene clientes y tardará un largo periodo de tiempo en hacer efectiva la venta si es que la llega a realizar, sin embargo, tenemos en internet un gran portal con miles de visitas diarias pero que te cobra un 2% de comisión. ¿Por cual crees que nos decidiremos? El efecto red de una empresa se beneficia de su producto o servicio cuanto mayor sea el número de clientes. El ejemplo más claro de este ejemplo es el de Visa, tarjeta de crédito que es aceptada en todos los comercios, sin embargo, si mañana aparece una nueva tarjeta con mejores ventajas pero que apenas tiene comercios donde pueda ser utilizada. ¿Que tarjeta contratarías?

Ventaja de costes.

Ante el mismo producto, los consumidores en la mayoría de ocasiones nos guiaremos por el mejor precio. Y ¿Quién puede permitirse el mejor precio? La empresa que sea capaz de tener más bajos costes. Y aunque el precio para el consumidor sea el mismo, si su coste de adquisición final es mejor, su rentabilidad también será mayor. Los procesos más baratos, las mejores localizaciones o los recursos únicos pueden ser una verdadera ventaja de costes, por ello, la empresa que las posea tendrá un buen foso económico. Un claro ejemplo es Amazon, por su volúmenes de compra, su distribución o un largo etcétera tiene una gran ventaja de costes.

Libro recomendado sobre fosos económicos.

Uno de mis libros recomendados sobre el tema de los fosos económicos o ventajas competitivas es El pequeño libro que genera riqueza por Pat Dorsey, en él podéis encontrar más información sobre estos cuatro fosos y alguno más. Podéis adquirir su traducción pinchando aquí desde Amazon.

¿Cómo valoras esta entrada?

Valoracion / 5.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web